Caso “Chupete”

Empezaremos recordando que dentro de nuestra página hemos ido contando parte de los casos a veces por escrito, y  hace mucho que no cuento alguno de los casos o parte de una de nuestras investigaciones.

El caso que os voy a contar la hemos querido denominar,  (el caso chupete) y  quizás os preguntareis el porqué de ese nombre.

Pues porque esta pequeña historia, narra de un niño muy pequeño, de muy corta edad,  de escasos dos años y medio, como una gran mayoría de los pequeños de esa edad, lleva en sus manos siempre dos o tres chupetes.

Par mi como profesional y par la gente que  compone  ADOB,  quizás estamos ante uno de los casos más tiernos y a la vez más duros emocionalmente que hemos tenido, por lo peculiar del mismo y sobre todo por tratarse de una personita tan pequeña, Como viene siendo habitual intentamos en la medida de lo posible, siempre guardar el anonimato de las personas, por  eso para ello, usaremos nombres ficticios. Las fotografías son  reales y del caso.

Esta familia reside en la zona metropolitana de GRANADA, y se trata de una pareja joven, la cual tienen dos niños pequeños, el protagonista y ya mencionado del cual  vamos a narrar la historia y otro bebe de pocos meses. Esta familia que de un día para otro sin saber  el cómo, se ven envueltos en una situación algo incomoda, un problema que no saben cómo solucionar ni de qué forma actuar,  debido a que el niño no duerme bien y como de la noche a la mañana  no quiere acostarse solo etc., consultan a médicos pero el problema persiste, ante esta situación toman la decisión de contactar con nosotros a través de unos amigos de la familia,  que nos seguía por Facebook y sabían de nuestras investigaciones.

Al principio nos comenta la madre del niño, que cuando toma la determinación de llamar al grupo, su marido se muestra reacio,  a esta decisión, pero como las situaciones se iban encaminando   a  estar  agravándose  más cada día, fue  por lo que se unió a  la opción dada por su esposa y dan el paso de llamarnos.

Comienza esta historia, de ese niño de los chupetes.

Una tarde otoñal,  recibimos una llamada, en el cual preguntaban por el grupo  ADOB (los amigos delo oculto de  Baza), en el otro lado de la línea telefónica, una voz de mujer, para la cual  usaremos el  nombre ficticio de  Alicia.

Alicia: hola buenas tardes ¿eres María? Del grupo de los amigos de  lo oculto de Baza.

María: si soy yo  dígame…

Alicia: Buenas mi  nombre es Alicia, vivo en un pueblo cerca de granada  y por mediación de unos amigos,  se de ustedes, el motivo de  mi llamada es un poco por la situación angustiosa que tengo, y  llamo, porque ya no sé a quién acudir o pedir ayuda, a causa de un problema que tenemos con mi hijo.

Alicia: (continua) mire,  nosotros somos un matrimonio joven que  como le he comentado antes residimos, desde hace unos años en una casa nueva, cerca de la ciudad en la zona metropolitana. Todo  estaba normal , y  de buenas  a primeras sin saber cómo, un día comienzo  a sentir cosas extrañas en mi casa , cosas tan raras  y extrañas , como las  luces que creía apagar, la volvía a ver encendías ,  o como  un ventilador cambiaba de sitio por lo que más de una ocasión, le regañaba a mi  marido, al cual le decía que por que lo cambiaba de lugar ,  a lo que siempre recibía la misma respuesta , “yo no toque el ventilador”. O como en otras  ocasiones me acariciaban la cara.

Todos estos fenómenos sucedieron durante algunos meses, (nos seguía narrando) llegue a pensar que era cosa mía, que no estaba muy bien, y lo asocie al hecho de que hacía poco, se había matado un gran amigo, pero los meses pasaron y seguía todo igual.

Pero la cosa  se agravo de manera especial, cuando un día mi hijo se levantó llorando (decir que el niño apenas habla) el cual no paraba de decir: Miedo, miedo   , así empezó la cosa, según pasaban los días nos decía: hay nenes, todo esto  pensé que la explicación podía ser, que como estaba en la guardería algún niño le asustara y por  eso ese miedo.

Esta situación empezó a ser diario, por lo que fuimos a la guardería para ver que sucedía y si comprobar si el problema estaba  ahí, la profesora nos dijo que el niño estaba muy bien allí y que no había ningún problema.

Proseguimos  mirando por donde podía venir, toda esta situación,   ese miedo, nos fijábamos si pudiera ser las sombras, tanto  del niño o bien las nuestras pero al final también terminamos descartándola, pues el niño solo tiene o manifiesta tanto miedo, solo en un lugar, que era su habitación y el  punto que nos señalaba, era materialmente improbable y no había nada que formase alguna sombra. La situación  sigue agravándose pues comenzó a no querer dormir, para poder dormirlo tenía que sentarme junto a el  y ver como cada noche lloraba señalando un punto de su dormitorio,  aterrado, siempre eran (nenes) pero claro él debido a su corta edad, les dice nenes a todas las personas, con lo cual no sabíamos que era en verdad.

Después de ver todo esto decidimos ir a pediatra, y nos dijo que podían se algunas pesadillas, cosa que sabíamos que no eran tales, pues él estaba despierto cuando pasaba todo esto, no había empezado aun a dormir. Debido a  que esto llevamos ya meses y a pesar de todo pensemos que  todo pasaría dando tiempo, mi hijo, ya dormía, pero en una postura de forma fetal, encogido en una esquina de la cuna,  por el miedo tan aterrador que sentía, mi marido no quería llamar a nadie pues aunque respeta lo paranormal  el no terminaba de creer en esas cosas.

Seguía comentándonos: Pero una mañana mi hijo comenzó  a llorar como nunca lo habíamos escuchado, un llanto desgarrador, nos decía que los nenes le habían pegado, por lo que en ese momento mi marido me miro fijamente  y me dijo busca ayuda, y por todo lo que  estoy contándote he aquí el motivo de mi llamada.

Yo que estaba escuchando atónita, todo  lo que me estaba contando y más siendo  tan pequeño, le dije que iríamos a su casa la celeridad máxima  y ver que sucedía, de esta forma poder descartar cosas,  aunque ya nos dijo que ellos ya habían descartado lo principal, nosotros como casi todos los grupos que nos dedicamos al mundo de la investigación de todo estos hechos, antes de decir si es algo paranormal intentamos descartar todas las cosas posibles que pueda producir esos fenómenos.

Por lo que nos desplacemos a dicho lugar, íbamos solo algunos miembros del grupo, pues sería una visita de poco tiempo y era para valorar si efectivamente sucedía algo paranormal, cuando llegamos a la casa vemos en la ventana un niño mirando, salió la madre y nos invitó a entrar estaba sola con los dos niños.

Empezamos el recorrido y comenzamos a mirar la casa , con especial atención en el dormitorio del niño , se apreciaba una energía en algunos puntos de la vivienda , pero  en la habitación del niño era donde más se notaba dicha energía , entonces nos fuimos a ver al niño que es muy simpático y risueño, por si podíamos que él  nos explicara,  pero que al no hablar nada podíamos hacer para que nos contara que era lo que veía, su madre le preguntaba y solo decía nenes ,decidimos que investigaríamos este caso y así se lo hicimos saber a la madre ,quedemos para en unos días volver con todo el material  instrumental y  humano necesario para comenzar .

Llego el día de volver ,así el grupo empezamos la salida hacia  a la casa, la verdad que lo hacíamos con mucho gusto pues nada deseábamos más que ayudar a esa familia y conseguir que el niño volviera hacer una vida normal, durante el viaje el grupo hablaba y comentábamos  todo sobre el tema  y pensando que nos esperaría esa noche,  nada más llegar Alicia nos presentó a su marido un hombre amable que nos dice que lo hace porque no ve más salidas, que respeta la labor de los que nos dedicamos a este mundo, pero que en el no tiene creencia  en esto pero reconoce  que la mismo tiempo  a él en  el fondo le da algo de miedo.

Comenzamos  a colocar todo el material  circuitos cerrado  etc. ,  esperando ver  lo que pasa durante las horas antes de ir el niño a la cama,  Estuvimos en la cena del niño  un ratito de juego con los miembros del grupo,  incluso le hicimos participe  y dejamos que cogiera cosas como si nos ayudaba a poner aparatos, se veía  una cara  llena de felicidad el crio  encantado y nosotros disfrutando de su compañía, llega la hora del ir a la cama  la cosa comienza a cambiar, los padres suben  para poner el pijama, ya está muy inquieto, terminado esto el padre baja y se queda la madre con el niño , que ya comienza a llorar ,todo el grupo observa  todo desde el salón que está en la planta de abajo, algo inquietos por la extraña situación  y  ver al niño que hacia un ratito estaba  sonriendo y jugando con todos.

Observamos como su madre se sienta al lado de la cuna cogiendo la mano del niño , a los pocos  minutos este crio comienza    acurrucarse  en los pies de la cuna cogiendo esa postura fetal y al mismo tiempo la mano de la madre  , en nuestros monitores mientras observábamos esta situación  la madre y el crio los  dos  solos en el dormitorio,  vemos como comienzan a verse luces que entraban y salían por la habitación, un baile de orbes   ,que se metían en la cuna y daban la vuelta por ella , legada esta situación en  algunos momentos pensábamos que la madre tenía alguna linterna o móvil, pues  una orbe  estaba situado junto su pantalón y no daba esa impresión al grupo  así estuvo la madre durante más de una hora ,cuando el niño se queda dormido la madre baja  donde estamos todos mirando lo que sucede ,preguntamos si tenía alguna linterna o móvil en la habitación  y concretamente en su pantalón, nos contesta que no, incluso  nos señala el móvil el cual está junto a nuestros aparatos y se encontraba  cargándose, la madre se sienta junto a su marido y el grupo, observamos su semblante y su cara eran un poema cuando empezó a ver las luces .

El niño duerme, pero de repente empieza a estar inquieto y la madre tuvo que volver a la habitación. Pero después de ver lo que vio estaba muy nerviosa tanto ella como el padre pues no sabían de donde salían esas luces que estaban viendo, nosotros como en otras investigaciones ya estamos acostumbrados a ver dichos fenómenos, pero aun así siempre nos impacta, y más ver como entraban en la cuna incluso una de ellas salía de la propia madre.

Aprovechando esos momentos La médium del grupo,  sube a la habitación a intenta contactar con esas energías , las cuales se estaban manifestando, comienza a hablar  y a realizar preguntas como quién eran los que estaban allí,  y  el porqué  ,la respuesta tardo en llegar, pero de repente ahí estaba se trataba de una anciana, la cual se manifiesta ante la médium, dando algunos datos  de su vida y como había muerto, la médium terminada su sesión, baja donde están todos y comienza a dar todos  los datos a los padres, cometan que parece ser su abuela  , aunque  que en aquel momento no sabían cuál de las abuelas de ellos podían ser, pues no conocían esos datos que se le estaban facilitando, pasadas unas horas  recogimos todo para irnos, pues no nos gusta estar muy tarde por respeto hacia ellos, con la promesa que volveríamos hasta solucionar este misterio.

No voy a ir contando todo y de cada día que fuimos pues sería muy largo y sería un poco largo y tedioso con lo cual  podría aburriros, pero si deciros que estábamos en contacto telefónico y los visitábamos siempre que podíamos  que supimos quién era la bisabuela  del niño y que era la paterna, pues la abuela reconoció todos los datos dados por la mujer  y como había muerto.

Según avanzaba la investigación las cosas fueron calmándose, una vez que se daba luz  a esta energía,  el niño aunque no siempre, comenzaba a dormir más tranquilo, deciros que como colofón  la última vez que fuimos a dicha casa , al cual  llegamos sabiendo que el niño estaba malito, la médium  ya sabía que todo acabaría esa noche , e incluso se lo dijo  a su madre por teléfono ,que esa noche el niño descansaría como hacía mucho tiempo que no lo podía hacer  ,así fue durante las horas que estuvimos observando todo fue una calma total  sin orbes sin nada anormal, el niño dormía a pierna suelta en el centro de la cuna ,los padres no daban crédito a lo que estaban viendo y no paraban de decir  ,hace mucho que esto no sucedía que no podían creerlo .

Por lo que llega el momento de recoger para irnos estábamos encantados de ver como dejábamos a esa familia y sobre todo con esa satisfacción , la  de dejar al niño dormido tan tranquilo y relajado ,los padres no paraban de  darnos las gracias y no sabían cómo agradecernos todo ,incluso nos quisieron hacer un regalo económico, cosa que no aceptamos pues que mejor pago que esa satisfacción de terminar una investigación dejando todo en su sitio para nosotros eso no tiene  precio .a los pocos días hable con la madre para ver cómo iba todo y sus palabras eran sólo de agradecimiento y de que no quería perder el contacto con nosotros, que siempre nos estarían agradecidos .

Deciros que pronto intentaremos poner parte de esta historia en una entrevista donde la cuente los propios afectados.

Dar las gracias a mi gran equipo, que siempre están dispuestos  a salir cuando se dice y sin importar horas ni el clima que hace, sin ningún  ánimo de lucro y los klm que a veces tenemos que hacer

Gracias, José Manuel  Márquez, María José Rojo, Diego Bones, Anabel  Martínez  y como no nuestra Eva Girona que en este caso no pudo estar  pero que siempre  que su trabajo se lo permite está con nos otros y todos los demás componentes de ADOB, GRACIAS  SOIS ESTUPENDOS.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *